Errores en la Planificación Financiera

Si usted se ordena de acuerdo a lo que hemos señalado en este artículo, le auguro éxito en su plan.

He escrito este artículo de manera que le sirva para mejorar su planificación financiera o en todo caso, lo oriente para iniciar una. Todo lo vertido aquí está en base a experiencias con otras personas, las cuales he tratado de resumir aquí. Quizás existan otros puntos de vista pero considero que estos son válidos y aplicables.

Cuando solicite información de algún producto financiero de ahorro o crédito, tiene todo el derecho de preguntar sobre las tarifas y cuál será la tasa de interés anual final.
  1. Prescindir de un presupuesto. Hacer un presupuesto no es complicado y de lo único que se trata es de trasladar en “blanco y negro” los ingresos, egresos y capacidad de ahorro. La utilidad de esto es que tendrá las cuentas claras y podrá programar mejor sus gastos y hacer más eficiente el ahorro.

  2. Mal uso de la tarjeta de crédito. Es talvez el error más común. Al consumir con tarjeta de crédito, sentimos que se trata de nuestro propio dinero y podríamos usarla más de lo necesario. Hay que tener en cuenta que con esta práctica estamos generando una deuda que puede convertirse en algo incontrolable y peor aún si solo pagamos el monto mínimo. Otro craso error es retirar efectivo de la tarjeta de crédito para pagar otras deudas. Haciendo esto, se está formando una gran “bola de nieve” que traerá muchos problemas financieros a futuro.

  3. Tener deudas con demasiados bancos y en una moneda que no sea la de los ingresos. Cuando una persona se endeuda debe en primer lugar analizar su capacidad de pago y endeudarse en la moneda en que recibe sus ingresos. De esta manera no tendrá problemas con el tipo de cambio. Por otro lado, lo más eficiente es no tener deudas en demasiados bancos. Lo recomendable es tenerlas con una sola institución financiera pero si esto no es posible, mi sugerencia es no exceder de dos entidades.

  4. Desestimar los gastos superfluos del día a día, también llamados gastos hormiga. Es preciso poner mucha atención en estos gastos, aunque no parezca son desembolsos diarios que a la hora de percatarnos, significa un porcentaje importante de nuestros ingresos. Podría llevarse una sorpresa al realizar el cálculo de estos gastos. Algunos ejemplos sencillos son, el cafecito, cigarrillos, galletas, gaseosas, caramelos, etc. consumidos diariamente. ¿Cómo puede detectarlos? Muy sencillo, en primer lugar, identifíquelos, luego haga una suma de todos día por día para saber a cuánto ascienden y por último elimínelos o trate de reducirlos a su mínima expresión.

  5. No contar con un seguro de vida y un seguro médico. Si no tiene un seguro de vida o seguro médico, podría considerar acceder a uno. Existen en el mercado varias compañías locales e internacionales que ofrecen estos tipos de seguro. Uno nunca sabe el destino de nuestras vidas. Proteja a su familia, protéjase usted mismo.

  6. Falta de claridad al tomar una decisión financiera. Cuando uno va de compras lo primero que hace es preguntar el precio final del artículo, es decir, el valor de venta más todos los gastos adicionales en que pueda incurrir el producto, por ejemplo, impuestos, gastos de envío, etc. Bajo esta perspectiva, cuando solicite información de algún producto financiero de ahorro o crédito, tiene todo el derecho de preguntar sobre las tarifas y cuál será la tasa de interés anual final. Entonces solicite un préstamo preguntando sobre la TCEA. Esta tasa le indicará cuanto le están cobrando realmente por el crédito. Al contrario, si está llevando su dinero a alguna institución financiera, solicite la TREA, ya que esta tasa le mostrará lo que le pagarán exactamente por sus ahorros.

  7. Ser aval de un amigo o familiar. Existe un dicho antiguo que dice: “caras vemos, corazones no sabemos” y en estos casos se aplica frecuentemente, muchas veces se han roto relaciones familiares y amicales por querer ayudar. El aval tiene los mismos deberes que el solicitante del préstamo por lo que, de no cumplirse con la deuda contraída, tendrá que asumirla y de no hacerlo, su record crediticio se verá afectado en el sistema financiero.

  8. Prescindir de un plan de ahorro. Dejo para el último este punto porque es sumamente importante tener un plan de ahorro a futuro. Si usted se ordena de acuerdo a lo que hemos señalado en este artículo, le auguro éxito en su plan. No toda la vida seremos jóvenes y a medida que pasen los años las fuerzas nos van dejando y la capacidad de ahorro también. Haga un compromiso con usted mismo y póngase una meta de mediano a largo plazo. ¿Para qué necesita esto? Bueno lo puede usar para la educación universitaria de sus hijos, su jubilación, la compra de algo importante, etc. Mientras más rápido comience más éxito tendrá. ¿Qué le puedo sugerir? Pensar en un monto a determinado tiempo y luego hacer el cálculo para tener claro cuánto sería la cuota mensual a ahorrar. Esta cuota tiene que estar de acuerdo a sus ingresos. Respete su plan y cúmplalo hasta el final, verá la satisfacción que tendrá.


39 vistas

© 2020 IndeXPerú

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn